Actualizando el blog

Renovando un poco la parte estética del blog y añadiendo funcionalidades:

  • nueva imagen de cabecera, que queda pelín grande pero que es el tamaño que se indica expresamente en WordPress.com, 900×200 píxeles (a 72 ppp)
  • enlaces a los RSS del blog, para suscribirse tanto a entradas como a comentarios
  • también añadí un calendario, puestos a poner cosas…
  • enlaces “Blogroll” a los blogs de los compañeros de clase, a partir del archivo OPML que creó @tonywebsoc (http://tecnodoc.org/websoc)
  • sección de actualizaciones de los blogs de los compañeros, a partir del bundle que creó Sandra (http://sandragwebsoc.wordpress.com/)

Y como de bien nacidos es ser agradecido, pues aquí agradezco y reconozco los méritos tanto a Tony como a Sandra.

Un saludo a todos.


Facebook and you (echando leña al fuego)

Hola, queridísimos parientes de la familia Websoc

Como bien sabemos todos, se han puesto de moda los problemas de acceso a Facebook. Bueno, cosas que pasan.

Dándole vueltas al asunto, me ha venido a la cabeza una imagen que encontré hace tiempo y que ahora comparto con vosotros. Viene muy a cuento en lo referente a los asuntos de privacidad, de seguridad, de venta de datos, de cesión de datos a aplicaciones de terceros, etc.

Concretamente es esta imagen:

facebookandyou

– ¿No es genial? No tenemos que pagar nada por el establo

– Sí, e incluso la comida es gratis

Facebook y tú: si no pagas por ello, no eres el cliente. Eres el producto que se vende

La traducción es mía, así que si he cometido algún error no seáis muy crueles conmigo.

Realmente, es una imagen que se podría aplicar a muchos otros servicios de Web social, pero creo que el caso de Facebook es el más evidente… y no sólo porque es el que aparece mencionado en la imagen Sonrisa.

Un saludo a todos y nos seguimos viendo en la web social.


Y ahora que ya me he animado, unos enlaces interesantes

Pues sigo… Ahora comparto un par de enlaces que quizás puedan ser de vuestro interés.

En primer lugar, el miércoles 18 en SocialBiblio sesión sobre “Participación en Wikipedia desde bibliotecas, archivos y museos”, a cargo de Tomás Saorín.

En segundo lugar, un artículo de Huffington Post donde, sobre el tema de la privacidad, se nos dice que “Facebook no es nuestro amigo

Y eso es todo. Que los disfrutéis. O no.


The machine is using us… y las diez claves

Hola de nuevo…

En esta ocasión voy a compartir con vosotros mis reflexiones sobre las dos lecturas que se han propuesto: la primera “lectura” es el vídeo “The machine is us/ing us”, mientras que la segunda es una entrada de José Antonio Merlo Vega en ThinkEPI, “Las diez claves de la web social”.

Web 2.0: The machine is us(ing us)

En primer lugar, hay que señalar que, lógicamente, ambos recursos coinciden en varios de sus planteamientos. El vídeo, muy bien hecho (pero, eso sí, a veces marea un poco), expone las características del texto digital, convertido en hipertexto, así como su evolución desde la Web 1.0 hasta llegar a la necesidad de separar los aspectos de contenido de todo aquello que signifique simplemente presentación; de cómo el uso de XML permite incorporar aportar significado, o carácter semántico, a esos contenidos; y de cómo se va creando un entorno colaborativo que va a producir grandes cambios en nuestra forma de entender algunos aspectos como autoría, privacidad, ética, etc. Por su parte, el artículo de Merlo Vega enumera diez puntos que según él definen al modelo de Web 2.0 o Web social.

Como ya he dejado caer en el párrafo anterior, ambos documentos coinciden en algunos aspectos. Por una parte en la sencillez de uso de estos servicios, de modo que el usuario no necesita tener grandes conocimientos informáticos para utilizarlos, de modo que todo aquel que quiera usarlos puede ponerse a ello; también otros aspectos como el etiquetado, la variedad de recursos y la interoperabilidad entre ellos (se habla de widgets, de mashups, etc.). Sin embargo, el vídeo es simplemente una presentación gráfica, eso sí… muy atractiva, mientras que el artículo es bastante más exhaustivo.

En general estoy de acuerdo en los diez puntos que ha enunciado Merlo Vega, pero con ciertas reservas. Por seguir un orden, en primer lugar se habla del navegador como la herramienta para utilizar los servicios 2.0: correcto…, o no. En torno a estos servicios han ido surgiendo una serie de aplicaciones informáticas que han separado a dichos recursos del navegador, como puede ser el caso de Windows Live Writer (desde donde estoy escribiendo este post ahora mismo), de TweetDeck para Twitter y Facebook, de las aplicaciones de telefonía móvil para consultar esos mismos servicios y otros similares, etc. A la hora de utilizar un smartphone es mucho más cómodo consultar Twitter desde una aplicación especializada que recurrir al navegador web del teléfono.

En cuanto a la sencillez, también de acuerdo, y en ello radica el éxito de estos productos. Simplemente matizar que, como todo, si bien el uso básico del servicio puede ser muy sencillo, el uso avanzado puede ser enormemente complicado. Incluso una idea tan, en principio, sencilla como Twitter puede volverse enormemente complicada si tenemos que añadir hashtags, citar a otros usuarios, etc. Asimismo, la configuración de una cuenta de Facebook, sobre todo a la hora establecer las opciones de privacidad, puede causar muchos quebraderos de cabeza, más teniendo en cuenta que la política de esa empresa, en lo referente a este aspecto, cambia cada dos por tres.

Variedad: es una de las claves más importantes. El texto de Merlo Vega es de febrero de 2008, cuatro años que son toda una eternidad en lo relativo a Internet. En este tiempo han surgido infinidad de recursos 2.0: además de los clásicos de blogs, redes sociales, microblogging, wikis, etc., hay que añadir otros como las plataformas de difusión de textos electrónicos (por ejemplo Scribd, Issuu, etc.) o incluso de publicaciones científicas como Mendeley. Sin olvidar a otros como Youtube, Flickr, etc.

Donde estoy más en desacuerdo es en el punto del “desinterés”. Si bien el usuario de a pie, que numéricamente constituye la base de estos servicios, actúa desinteresadamente compartiendo conocimientos, experiencias, ideas, etc. con el resto de la comunidad de usuarios, también encontramos otro tipo de usuarios, como determinadas empresas especializadas en la publicación de blogs, que si bien, en número, no significan gran cosa sí son importantes en cuanto a difusión e influencia. En este caso no podríamos hablar de desinterés, sino de un modelo de negocio: determinada empresa contrata a un determinado número de trabajadores asalariados para que publiquen cierta cantidad de artículos al mes. Incluso se pueden dar pasos más allá: han llegado a trascender casos de usuarios que han comentado públicamente haber estado contratados por determinados foros y comunidades simplemente para polemizar dentro de esas mismas comunidades y así generar actividad.

Finalmente, creo que el autor debería haber hecho más hincapié en la idea central de la Web Social: que se trata de productos que están ahí como servicio, y cuyo valor precisamente radica en que los usuarios los utilizan y generan unos contenidos y una actividad. Sencillamente, ¿por qué fracasan proyectos tan interesantes como Diaspora frente a otros como Facebook, cuando en el primer caso el funcionamiento es mucho más transparente y limpio para el usuario que en el segundo? Fácil, porque Facebook llegó antes y es donde están los usuarios: a nadie le interesa utilizar una red social si no hay más usuarios a los que dirigirse. Pues así con todos los demás servicios de la Web Social.

Bueno, creo que ya he reflexionado bastante por hoy. Un saludo a todos y hasta otra.


Web social, la primera entrada

Un saludo a todos, a los compañeros de curso, a los profesores, y a aquellos que no tengan nada que ver con esta asignatura y que, accidentalmente, hayan acabado visitando este blog… cosas que pasan.

Vale. Primera pregunta: ¿qué espero de esta asignatura? Bueno,  en primer lugar espero aprender muchas cosas, como no podría ser de otra forma Sonrisa… y espero que también se dé el caso de aprobarla. Hoy por hoy casi todo lo que manejamos en Internet (o lo que al menos yo manejo) entraría de una forma o de otra dentro de lo que conocemos como Web Social, así que me gustaría primero dominar esos aspectos y después aprender otros menos conocidos: en ese sentido me parecen muy interesantes los temas 4 a 6, desde la implantación y planificación de redes sociales hasta las tendencias de futuro, pasando por la reputación online, aspecto este último muy interesante y que creo que va a adquirir gran importancia, pues nuestra forma de valorar-entender la privacidad ya no volverá a ser la misma y donde la imagen de nosotros mismos que creemos en la red puede influir de manera decisiva en nuestras vidas offline (lo que viene siendo la vida real, la de siempre).

¿Qué es para mí la web social? En primer lugar es una evolución de la web 1.0, un paso más allá, donde el usuario deja de ser un mero espectador/lector y pasa a tener un lugar central como generador de los contenidos, y donde la participación y colaboración entre usuarios lo es todo: sin este aspecto de colaboración no hay web social. En este nuevo modelo encontramos una serie de plataformas de publicación, de todo tipo, pero éstas no son nada sin la participación del usuario: cualquiera puede, por poner un ejemplo, publicar un blog en WordPress, pero el valor de WordPress radica precisamente en lo que aportan sus usuarios.

En cuanto a los servicios de web social que utilizo, creo que hay de todo: ahora mismo estoy escribiendo en este blog de WordPress, utilizo Facebook para comentar temas, intercambiar ideas o enviar enlaces al conjunto de mis amistades, y utilizo Twitter para hacer lo propio con desconocidos; me informo mediante sindicación de contenidos RSS a través de Google Reader o de Netvibes, o incluso a través de plataformas colaborativas de publicación de noticias como Menéame o Barrapunto, y guardo copia en Delicious de aquellos enlaces que me interesan. Y leo posts de blogs, de muchos blogs.

Bueno, creo que con esto he contestado a las tres preguntas que se me planteaban, si alguien ha tenido el valor de leer esto espero que no se haya aburrido más de la cuenta.

Lo dicho, un saludo a todos,… y nos vemos… en la web social.